EQUITACIÓN

Montar a caballo es uno de los deportes más placenteros para los niños. Los pequeños adquirirán una especial simpatía por los caballos, ya que realizarán un trabajo en equipo entre el niño/a y el caballo.

Practicar equitación les dará la oportunidad de conocer, cuidar y respetar a estos animales. Pero, sobre todo, disfrutarán de una actividad divertida descubriendo bonitos paisajes y al mismo tiempo haciendo ejercicio.

Su hijo/a aprenderá a amar a los animales gracias a este deporte, la Equitación junto a la natación es uno de los deportes más completos. El jinete mejora su equilibrio, postura y movilidad además de que le ayuda a mantener una postura corporal correcta.