junio 29 2018 0Comment

Equitación para niños

La equitación es una habilidad muy beneficiosa para los niños. No son pocos los pequeños que piden montar a caballo durante sus vacaciones de verano o escogen un campamento que ofrezca esta actividad. Seguramente, pero, no son conscientes de los beneficios que tiene la hípica para su salud, tanto  física como mental:

Para empezar, montar a caballo mejora el equilibrio del niño, a la vez que potencia su sentido de la orientación y su coordinación motriz. De hecho, es una actividad recomendada y totalmente apta para niños con capacidades especiales, ya que les ayuda a ampliar sus movimientos y a adquirir una postura adecuada.

También se recurre a la equitación para tratar la hiperactividad y el déficit de atención porque practicarla exige dedicación, tiempo, constancia y concentración, además de propiciar la superación de sus temores y la gestión de sus problemas e inquietudes con más facilidad e independencia.

Por otro lado, la equitación es una potente arma de socialización. Se recurre a ella para socializar a infantes que padecen autismo u otros problemas de integración social.

Por último,  la equitación infantil estimula en los niños valores positivos, como el amor por los animales y por la naturaleza en general.

En definitiva, un caballo no es un balón, ni una pelota, ni una raqueta, sino un ser vivo, por lo que tratar con él enseñará al niño a cuidarlo y a respetarlo.  De esta manera, los niños adquieren una cierta responsabilidad y sensibilidad.

¿Os han entrado ganas de iniciaros en el mundo del caballo? ¡Ahora tenéis vuestra oportunidad en Tramuntana Adventure Camp!

marc-johe

Write a Reply or Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.